lunes, 30 de enero de 2012

Entrevista a Xavier Gisbert sobre financiación de la enseñanza, modelos de gestión y evaluación.

Xavier Gisbert, director General de Evaluación y Cooperación Territorial del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte

El recién nombrado director general del Ministerio reflexiona sobre financiación de la enseñanza y sobre modelos de gestión y evaluación. Y defiende una escuela pública que promueva la excelencia.
La crisis y el déficit público obliga a repensar la financiación de la Educación y en particular la escuela pública, con fórmulas que ya existen en sistemas educativos de otros países. Xavier Gisbert, actual director general de Evaluación y Cooperación Territorial del Ministerio de Educación, Cultura y Deportes es un experto en estos temas y conoce el modelo anglosajón. En la entrevista, realizada antes de su nombramiento, aborda algunas de estas cuestiones y otros aspectos de la actualidad educativa, como las movilizaciones docentes, y el perjuicio que han producido en los usuarios de la Educación.

En el sector educativo creo que falla la base del “negocio”, que es la atención al cliente. En la escuela no parece que haya esa orientación al usuario. El mundo de la escuela pública está muy cerrado sobre sí mismo, no hay necesidad de satisfacer al usuario. ¿No cree?
Porque la LOE lo impide y porque no hay ningún control interno ni externo. No se sabe lo que ocurre hasta que el alumno termina y se va. Es un sistema educativo donde los padres meten a sus hijos cuando son pequeños y los recogen cuando terminan, pero en ningún momento tienen certeza de si están aprendiendo lo que tienen que aprender, ni si el profesor está enseñando lo que tiene que enseñar. Aunque la mayoría de los profesores lo hacen, pero sin ese control. Tenemos un sistema educativo que no ha estado orientado a los resultados.

Y en el sector privado, en cambio, por necesidad, tienen que estar orientados al cliente. Sería impensable un director que no supiera de marketing, de números, que sólo supiera de pedagogía.
Entendiendo el centro como empresa, efectivamente.

¿Por qué crees que existen recelos a hablar de colaboración entre el sector público y privado?
Es un problema cultural e ideológico, sorprendente en un país donde el mundo de la empresa está tan próximo a todos y cada uno de los ciudadanos. Lo difícil es entender por qué en ciertas cosas se permite y en otras, se ponen objeciones. Por qué en el comedor una empresa puede lucrarse, y si un profesor organiza una excursión una empresa de autobuses se lucra, y por qué cuando el suelo es cedido por un ayuntamiento, o cuando se quiere dar un paso más, parece que hay una línea roja que no se sabe por qué ni para qué se ha establecido.

¿El modelo de colaboración que está muy experimentado en el mundo anglosajón es el de centros de titularidad pública con gestión privada?
Pero también pueden ser centros de titularidad privada gestionada con fondos públicos, que es lo que es nuestro colegio concertado español. La novedad aquí sería lo otro: centro público con algún tipo de gestión privada.

De lo que sí tenemos experiencia en España es de algún tipo de gestión privada en los centros públicos, como los comedores que mencionabas o las rutas de transporte.
De lo que se trata es de optimizar los recursos y buscar la eficiencia. Para ello cada centro debe hacerse el planteamiento necesario con el fin de obtener lo que necesita, no establecer algo con carácter general sino dar libertad a los centros para mejorar sus resultados.

¿Se podría caminar en la dirección hacia la que va la escuela Infantil: titularidad pública con gestión privada?
En principio no habría ninguna razón para cerrar esa puerta. Es una opción que sí produce resultados positivos. No se debe descartar, sino que hay que fomentarla.

¿Qué eficiencias se pueden lograr con un centro público de gestión indirecta?
Se pueden mejorar los recursos, la gestión e incluso la Educación, la enseñanza que se imparte.

Esto sería una tercera vía, el personal contratado por la empresa no sería funcionario. ¿Qué ventaja tendría ese colegio frente a un concertado?
De lo que se trata es de optimizar los centros públicos. En general, cuentan con más recursos, suponen un coste superior y sin embargo, aparentemente, la media indica que los centros concertados obtienen mejores resultados académicos. Esto significa que hay margen de maniobra para introducir novedades y mejorar los resultados.

En el fondo, lo que estás proponiendo es que los centros públicos tengan las mismas ratios de eficiencia que los concertados.
Claro, mediante mecanismos de colaboración entre los dos sectores.

Sin necesidad de externalizar completamente la gestión , ¿qué servicios se podrían externalizar en un colegio?
En principio no hay por qué poner en cuestión ni la titularidad ni el profesorado. Puede seguir siendo público con funcionarios, pero lo que está claro es que para poder dar pasos en ese sentido hay que conseguir directores libres, con autonomía, que sean capaces de introducir los cambios necesarios para mejorar, y tienen que tener cierta capacidad para gestionar al profesorado. Hay un elemento fundamental para que el sistema funcione, que es la transparencia. Para poder asegurar ese resultado tiene que haber una evaluación externa que asegure que el sistema funciona correctamente, y que pueda incidir donde se vea que es necesario, porque ahora es muy complicado. En Inglaterra, cuando un centro no funciona, se cierra y se abre otro, aquí en España ese control de evaluación no existe.

Más allá de la autonomía curricular, ¿los centros deberían tener control sobre los recursos humanos?
Y de gestión también. La normativa actual no permite que el director pueda hacerlo.

¿Y es compatible con nuestro sistema funcionarial que el director tuviera capacidad de elegir al Claustro?
Hay que ir dando pasos. En una primera fase, el director debería tener capacidad para seleccionar al profesorado complementario necesario para el centro. El que no es titular de una plaza. Evidentemente, no se puede poner en cuestión la titularidad salvo que haya que amortizar alguna plaza. Por ahora, ese tema habría que dejarlo. El director podría tener la capacidad de mantener en el centro a profesores interinos que funcionan bien, o de decidir no mantener aquellos que no funcionan.

El destino definitivo quizá es algo que se podría revisar… Porque es un problema que haya un modelo tan rígido. ¿Esto ocurre en el mundo anglosajón?
No, porque no hay funcionarios públicos, son todos contratados, tanto en Inglaterra como en EEUU. Por lo que en principio hay más posibilidad de que el director los contrate o los despida directamente. En el sistema francés, igual que en el español, tienen las plazas en propiedad.

En un esfuerzo de realismo, podríamos no saltar al mundo anglosajón que da vértigo, pero quizá podríamos ir más al modelo francés.
No necesariamente al modelo francés, pero sí debemos profesionalizar la dirección de los centros. Hay que promover el liderazgo de los directores, sin duda.

Pero eso choca con las funciones que tiene el Consejo Escolar…
A mí me parece que la LOE se contradice al pretender autonomía que, por otro lado, no permite. El director tiene unas competencias muy limitadas, está sometido a un Consejo Escolar que, a su vez, es un órgano de gestión. Por lo tanto, en la estructura que establece la LOE, el director es uno más dentro de un mecanismo, de un engranaje. El sistema de selección también es un paso atrás en cuanto a calidad, y el director está condicionado por quienes le apoyan. No se le debe nombrar como un favor, sino porque es la persona adecuada.

En debates de este tipo, hay quien apuesta por un perfil profesional ajeno al mundo de la docencia, un técnico con formación empresarial, por ejemplo, y otros piensan que esto no es tan bueno.
Vamos a ver, en Francia, para ser director, no hay que ser docente. Lo que pasa es que la mayoría de los directores primero son profesores y acceden a ese cuerpo mediante una oposición. Que el director sea profesor, a mí me parece bien si se establece como carrera profesional docente. La dirección es una de las vías de promoción profesional que tiene el docente. Pero, en cualquier caso, tenga o no experiencia docente, ese director tiene que tener una formación que le permita gestionar ese centro de manera adecuada y que tenga una visión de la Educación que no sea exclusiva del centro, sino que sea general, para poder poner en marcha actuaciones que reviertan en el centro. Ahora, muy difícilmente un director puede ser líder porque la estructura en la que está inmerso le pone demasiadas limitaciones.

En su momento se habló de la figura del administrador. De hecho, se creó y se puso en marcha, pero fue un desastre. ¿Por qué?
Ahí volvemos a la misma duda que con el director: el secretario de un centro, ¿tiene que ser profesor? Estamos en las mismas: ¿tiene que saber gestionar, de contabilidad? No sé hasta qué punto el equipo directivo tiene que estar compuesto por docentes, es un debate interesante. En cualquier caso, lo sean o no, tienen que tener algo más.

Sean técnicos o profesores, ¿tienen que tener formación empresarial?
Lo que nunca ha tenido sentido es que un año el director sea el profesor de Matemáticas, al año siguiente el de Inglés, al siguiente el de Educación Física… y lo mismo pasa con el secretario. En principio no hay nada que asegure que por ser profesor de una asignatura se pueda ser un buen secretario o un buen jefe de Estudios.

Volviendo a la contratación de profesores, ¿existe actualmente esa posibilidad?
Sí, hay colegios y AMPA que subcontratan monitores de refuerzo. Pero es un tema difícil de entender. La defensa a ultranza de una escuela pública está sin definir. La escuela pública lo que tiene que hacer es formar lo mejor posible a los jóvenes y prepararlos para su vida laboral de la mejor manera. Los procesos que se sigan deberían ser secundarios. Si son negativos habría que excluirlos, pero si son positivos, ¿por qué no contar con ellos? A mí siempre me ha llamado la atención la obsesión por la defensa a ultranza de una escuela pública que nadie conoce; y ese rechazo a lo que suena a beneficio y a lucro.

¿La escuela pública tiene una entidad propia? ¿Cree en ella como modelo educativo?
Yo soy defensor de la escuela pública, pero no de la que otros dicen defender. Soy funcionario, mis únicos intereses en Educación están en la escuela pública, y si alguien tiene interés en defenderla seremos los que estamos dentro. Pero una cosa es que la titularidad sea pública y otra que los procedimientos que se sigan sean variados. Es decir, si estamos a favor de la libertad es difícil cerrar puertas a cualquier iniciativa, venga de donde venga. Si el objetivo es coartar la libertad… Llevamos 20 años con un sistema educativo que produce de manera tozuda malos resultados, y sin embargo tenemos mejores recursos. Algo hay que hacer.

Algunos, como el movimiento de la “marea verde”, piensan que hay modelo educativo exclusivo de lo público.
No, para mí la escuela pública es toda la que está financiada con dinero público, incluida la Concertada.

El único rasgo diferenciador entonces es la financiación. Pero hay un elemento, que es el proyecto educativo común, implícito en el eslogan “Escuela pública de todos y para todos”.
No creo que sólo sea eso. Siguen un modelo de igualitarismo para todos, que es el de una escuela que no busca la excelencia, cuando en realidad la escuela tiene que sacar lo mejor de cada uno. No todos somos iguales, ni todos los alumnos son iguales. Unos llegan a niveles inferiores y otros superiores, pero tienen que sacar lo máximo. Una escuela pública mala es la que tiende a la mediocridad, que pretende que todos los alumnos salgan juntos. La escuela pública en la que yo creo es la que busque la excelencia, que saque mayor partido de cada uno.

¿Puede ser que consideran que el modelo público tiene unas características que no tiene el resto de escuelas, y que son exclusivos de la enseñanza pública?
Hay centros concertados que no tienen un ideario particular, cooperativas de profesores, etc. A mí lo que me cuesta mucho trabajo entender es que alguien defienda una escuela pública que es mala, y la siga defendiendo. Defienden un modelo malo y no por razones educativas, porque cuando es malo hay que mejorarlo, y llevamos 20 años con un modelo que ha fracasado, y hay gente que lo sigue defendiendo. Entonces ¿cuál es el objetivo? Es algo ideológico, algo más visceral.

¿En la Comunidad de Madrid –donde tú has sido director general– se pretenden buscar fórmulas de gestión indirecta?
Lo que deja claro la Comunidad de Madrid es la libertad. Partiendo de ese principio, hay muchas iniciativas que tienen cabida. El error sería mantener algo que no funciona.

Gota a gota

Las ayudas individualizadas de transporte escolar se reducen al 28% de la cuantía establecida en la Orden de 9 de junio de 2003. No hay explicación para semejante recorte.

jueves, 26 de enero de 2012

miércoles, 18 de enero de 2012

LA CONSEJERÍA DE EDUCACIÓN DIFICULTA LA PARTICIPACIÓN DE LAS FAMILIAS DE LA ESCUELA PÚBLICA


NOTA DE PRENSA

LA CONSEJERÍA DE EDUCACIÓN DIFICULTA LA PARTICIPACIÓN DE LAS FAMILIAS DE LA ESCUELA PÚBLICA

La Consejería de Educación, Universidad, Cultura y Deporte ha dado orden de desalojar la sala que FAPAR tenía asignada como archivo y sala de reuniones para concederle su uso a FECAPARAGÓN, representantes de las familias cristianas de los centros concertados, en un claro ataque a la participación de las familias de la Escuela Pública de esta Comunidad y a la Federación que las representa.
Ante esta situación, FAPAR quiere denunciar ante la opinión pública lo siguiente.
  1. Esta Federación tiene asociadas 403 APAs y varias más en trámite, frente a las 72 que tiene FECAPARARAGÓN
  2. Esta Federación ha intentado ser escuchada por la Administración, solicitando varias reuniones, sin éxito hasta la fecha, para hablar de las necesidades de espacio de cada organización, buscando alternativas viables, que existen, para que ambas Federaciones puedan disponer de espacios dignos, que nos permitan a todas, y en particular a nosotros seguir desarrollando nuestro trabajo en función del nivel de representatividad que ostentamos y las necesidades existentes que cada una tenemos.
  3. Esta Federación tiene una historia de más de 30 años trabajando por la Escuela Pública y desde el año 1993, la Administración educativa, nos concedió diferentes espacios, de los que en la actualidad solo disponemos de una sala para oficina y otra para almacén- archivo, empleada esta última desde la remodelación del edificio de Participación “Rosa Arjó”, hace cinco años, también como sala de reuniones, no sólo para nuestra organización, sino para otras que así lo demandan, como por ejemplo, la Plataforma por la Escuela Pública.
  4. Desde su constitución, esta Federación, ha trabajado por y para la Escuela Pública, respetando otras opciones y conviviendo con ellas, por lo que no entendemos esta confrontación, absolutamente innecesaria y gratuita, que se plantea en estos momentos.
  5. La falta de sensibilidad, planificación y el autoritarismo demostrado en la gestión de este tema, plasman el desprecio que esta Administración, en particular la Secretaría General Técnica, siente por la Escuela Pública, por las familias de la Escuela Pública y por FAPAR en particular. De otra manera no se entendería que la Administración haya actuado intentando en primera instancia desalojar a la Junta de Personal de Zaragoza, que tienen la legítima representación del profesorado, y ahora a FAPAR, que representamos a más de 100.000 familias de esta Comunidad, en favor de FECAPARAGÓN
  6. En el proceso seguido, no sólo se ha despreciado a FAPAR sino también la opinión de la Directora Provincial de Educación de Zaragoza, quien entendió que no era necesario que FAPAR prescindiera de sus espacios y que había otras alternativas para FECAPARAGÓN y así lo puso de manifiesto.
  7. Lamentamos profundamente, que habiendo temas trascendentales en el ámbito educativo, se pierda el tiempo y las energías en confrontaciones entre las familias de la escuela pública y la concertada.
  8. No queremos pensar que este ataque hacia FAPAR tenga relación alguna con las diferencias de opinión manifestadas repetidamente entre esta organización y la nueva Administración en diferentes temas educativos, pues en una sociedad democrática, entendemos que la discrepancia es legítima y FAPAR siempre la ha ejercido desde el respeto y diálogo como bases de convivencia imprescindibles, que vamos a seguir desarrollando.
  9. Finalmente, reiterar, ante la opinión pública, que esta Federación no cejará en su empeño de trabajar por la Escuela Pública, confiando en que la Administración pueda reflexionar sobre su decisión, y sea capaz de reconducir una situación que no va a beneficiar a nadie y de la que FAPAR no se siente responsable, sino víctima


Zaragoza, a 17 de enero de 2012

La Junta Directiva de FAPAR

lunes, 16 de enero de 2012

Cuervo Ingenuo quiere una camiseta verde

Recién llegado de su Arkansas natal, Cuervo Ingenuo me cuenta emocionado que ha estado en las escuelas de los jóvenes sioux explicándoles la forma de vida en España, porque entre los sioux “la tribu es educadora” y todos los miembros colaboran en la formación de las jóvenes generaciones. Durante estos días me ha acompañado a una conferencia sobre “el Neoliberalismo y la Educación”, se ha empapado de la prensa escrita y hasta se ha metamorfoseado en cuervo-cuervo para, de esta guisa, colarse subido a mi hombro en los colegios donde trabajo. Con todo esto, la sonrisa que traía indeleble desde las praderas de Arkansas, se le ha ido diluyendo y convirtiendo en un rictus de incomprensión.
Por una parte, las declaraciones repetidas de gobernantes del PP hablando de las excelencias de la empresa privada frente al sector público en Educación y expresando su intención de impulsar la red de centros concertados, incluso en niveles no obligatorios (etapa de Educación Infantil y Bachillerato). Cuervo Ingenuo, en su ingenuidad, piensa que los ingentes recursos que harían falta para ello hacen inviable esta idea. Pero en la tertulia de enseñantes le hacemos ver que esos recursos saldrían de los asignados a la “Educación Pública”, a la que ya están sometiendo a una evidente campaña de desprestigio.
Le informamos de la línea común que están siguiendo las comunidades gobernadas por el PP: Aguirre concierta en Madrid el colegioTajamar, ligado al Opus y con aulas separadas para chicos y chicas. También Doña Esperanza pretende un nuevo giro de tuerca: privatizar un centro público (“El Álamo”), con el argumento de “que no es rentable”. Cuervo Ingenuo salta de inmediato: ¿¿¿Pero como pretende esta señora medir la rentabilidad de la educación???. ¡¡¡Los beneficios de la educación no se miden en euros, sino en actitudes cívicas, en solidaridad, en… justicia social!!!. Por lo menos, la Gran Jefa Blanca de Aragón no llegará a esos extremos, porque dijo…
Cierto, Cuervo Ingenuo, aún no ha llegado a esos extremos, pero está en esa línea. ¿Sabías que la comunidad aragonesa está entre las que menos invierten en educación?. Aunque, eso sí, a esto han contribuido tanto el PSOE como el PP. Lo que es “mérito” en exclusiva del PP es que va a permitir la extinción de comedores escolares en pequeñas localidades de Monegros, al no aportar subvención al “Programa de Conciliación de la comarca”. Alrededor de 100 niños y niñas se van a ver afectados.
A estas alturas, mi amigo Cuervo Ingenuo ya no sabía qué decir. Apenas pudo musitar: “Pero entonces…Europa tendrá que intervenir… el Informe Delors decía que “la educación es un tesoro y…”.
Sí, sí…pregunta a Merkozy. “Menos Estado y más Mercado” te dirán. Además, desde el Tratado de Lisboa: la educación pasa de ser un “Derecho” a convertirse en un “Servicio Económico de interés general”, abierto a los principios y prácticas de los mercados y a la empresa privada.
En este punto, sacando fuerzas de flaqueza, mi amigo Cuervo Ingenuo reaccionó con energía y hasta con entusiasmo: “¡¡¡Por Manitou, pues ya es hora de que la comunidad educativa de los centros públicos se ponga las pinturas de guerra, o sea, las camisetas verdes!!! Hay que extender la marea verde de las camisetas con esa frase tan hermosa: “una escuela de tod@s y para tod@s”. Por cierto, yo quiero una XL… y para mi tribu encargaré…
Eduardo Marco Valle (Huesca)


viernes, 13 de enero de 2012

Frente a la Zona Única de Escolarización

Esta semana nos hemos ido despertando con las primeras decisiones explícitas manifestadas por la consejera de educación sin pudor y sin toda la veracidad en las explicaciones que requerirían el tema.

Desde la plataforma en defensa de la escuela pública de Huesca vemos  que lo que la consejería ha denominado “zona única de escolarización” esconde otro tipo de intenciones. Lejos de permitir la libre elección de las familias, contribuirá a la desigualdad entre centros en perjuicio de las zonas menos favorecidas y por tanto minará la igualdad de oportunidades y la cohesión social.
La plataforma se manifiesta totalmente en contra de esta iniciativa  ya que cree firmemente en que la administración educativa debe velar por potenciar la igualdad de oportunidades

miércoles, 11 de enero de 2012

La Universidad privada San Jorge duplica la oferta del grado de Ciencias de la Actividad Física y del Deporte

La Universidad San Jorge impartirá Ciencias de la Actividad Física y del Deporte a partir del curso que viene
¿Es necesario duplicar un título universitario en un radio de 60 kilómetros?
¿Es tal la demanda del grado de Ciencias de la Actividad Física y del Deporte que no hay espacio en el Campus de Huesca para hacer frente a ella?
¿Qué financiación, ayudas, subvenciones van a recibir de un Gobierno que apuesta por los ajustes y la contención?

La Universidad San Jorge lo anunciaba ayer

martes, 3 de enero de 2012

Carta a las Reinas Magas

Queridas reinas magas:

Os escribimos esta carta con la confianza de que vosotras sí tengáis la serenidad y la sensatez suficiente como para recoger nuestras reivindicaciones, que tanto bien harían a la Escuela Pública a la que tantos amenazan y atacan y sin la cual, como vosotras muy bien sabéis, no sólo el presente educativo de todos nuestros chicos y chicas, peques y adolescentes, será peor, sino que su futuro resultará seriamente dañado y con el de ellos, el de toda la sociedad.
Por eso, como sabias que sois, ya sabéis que la Escuela Pública de verdad necesita para desarrollar su trabajo en las mejores condiciones:
-Un número adecuado de alumnos y alumnas por aula y que vengan todos, no sólo los buenos que si no, tampoco tiene mérito nuestro trabajo.
- Una plantilla suficiente de profesorado, bien formado y bien remunerado, con el reconocimiento y el prestigio social que merece la labor tan importante que realiza.
-Centros públicos bien equipados, con un mantenimiento permanente y con las dotaciones de medios y recursos imprescindibles para una educación actualizada y renovada.
- Personal de servicios suficiente y con unas condiciones laborales adecuadas para cubrir todas las necesidades que la compleja vida de un centro escolar requiere.
-Dotaciones económicas suficientes para que la calidad llegue a todo el alumnado, sin detrimento de ningún centro, por pequeño que sea: todos los niños y niñas de este país merecen un trato de igualdad en la educación y es responsabilidad de todos los Gobiernos cumplir con el igual derecho a la educación de toda la población  .
- Unas familias comprometidas y colaboradoras con la vida y buen funcionamiento de los centros.
-Unos alumnos y alumnas participativos, heterogéneos y diversos que reflejen la sociedad para poder aprender a convivir juntos, respetando las diferencias de cada cual y de todo tipo.
-Que no nos mareen otra vez con cambios de leyes que tanto dinero cuestan y que tan poco arreglan: si lo importante ya sabemos que es enseñar y educar lo mejor posible, sin exclusiones, con contenidos rigurosos y valiosos, cooperando entre todos y afrontando las dificultades con inteligencia, perseverancia y prudencia.
En fin, queridas reinas, realmente no estamos para pedir poco ya que también queremos dar mucho y lograr lo mejor con la colaboración de toda la comunidad educativa.
Ya sabemos que los neoliberales han puesto de moda eso de los recortes y que dicen que  no hay dinero para más educación pública ni para otras inversiones sociales, pero estamos convencidos y convencidas de que mienten, de que nos engañan para llevarse el dinero a otros centros educativos no tan de todos, para hacer negocio con los derechos fundamentales, para acabar con todos los “gastos sociales” y seguir invirtiendo en bancos, "bolsas"  o armas, y por eso ahora dicen que todo lo hacemos mal, aunque ya no hay quien les crea, con tanta prima de riesgo y tanta deuda soberana.
Nos vamos de vacaciones, pero seguiremos en el 2012, de verde, con ilusión, con confianza, con fuerza y con la convicción de que Resistir y Persistir serán nuestros lemas.
Mientras, nos vamos con trabajos para corregir, libros para leer e ideas para desarrollar. Nos espera La Defensa de La Escuela Pública. 

Feliz 2012